Desde el origen

En el marco de su política de aprovisionamiento de pastas, Arjowiggins da prioridad a la buena gestión de bosques, apostando por las pastas certificadas FSC®.

Certificados de Arjowiggins le Bourray

  • ISO 14001: 1ª certificación obtenida en 1999, prueba de nuestro compromiso.
  • FSC®: nueva certificación obtenida en junio de 2008.
  • Etiqueta Ecológica Europea en 2011.
  • Contacto alimentario.

Conservación de los recursos naturales

Durante toda la cadena productiva, la reducción del consumo de agua, la optimización del tratamiento de los efluentes y el proceso de reciclaje para reducir el consumo de materias primas y energía representan los puntos centrales de nuestras preocupaciones. En veinte años, hemos reducido a la mitad el volumen de agua utilizada en el proceso de fabricación de una tonelada de tisú. Disponemos también de nuestra propia unidad de tratamiento de aguas residuales, devolviendo así al medio natural un agua que cumple con las normas más exigentes.

Reducción de emisiones de carbono

Las reducciones de emisiones de gases de efecto invernadero se obtienen mediante tres pasos:

  1. Potencia instalada exactamente en función de nuestras instalaciones.
  2. Recuperación del calor en los fluidos.
  3. Variación de las velocidades.

Fabricación de un producto 100 % biodegradable

El tisú se obtiene de fibras de celulosa, es decir, de la madera. Su carácter biodegradable está perfectamente demostrado. Además, su velocidad de biodegradabilidad (cinética) es muy superior a la de los productos no tejidos de tipo airlaid.

Gestión de los residuos

La producción de tisú de celulosa genera muy pocos residuos; la materia se recicla en línea. En total, se produce menos de una tonelada de lodo al día. Sin embargo, a esta pequeña cantidad se le saca provecho: composta, abono y fabricación de ladrillos.

Forest Stewardship Council®

El Forest Stewardship Council (FSC®) es una etiqueta ecológica que se otorga a los productos de madera o derivados de ella, garantizando que sean obtenidos de bosques cuya explotación responda a criterios estrictos de gestión responsable.

Estos criterios garantizan una gestión ecológica adecuada, socialmente beneficiosa y económicamente viable, permitiendo así responder a las necesidades de las generaciones actuales y futuras.

Gracias al trato que otorga la certificación FSC® a las 3 cuestiones de calidad y desarrollos medioambientales, sociales y económicos, puede considerarse tanto una etiqueta ecológica como eco-sociológica.

La certificación FSC® posee el reconocimiento de Greenpeace y WWF como el único sistema de certificación de la actualidad con credibilidad operando a escala internacional.

Nuestra certificación FSC® se obtuvo en 2008.

¿Qué es la certificación de “cadena de custodia” (o CoC – Chain Of Custody)?

La cadena de custodia es el seguimiento durante las distintas fases del proceso productivo, para poder asegurar la trazabilidad del mismo desde el bosque hasta el consumidor final. El distribuidor solo tiene que enviar una solicitud de FSC® para poder utilizar la marca; las facturas pueden servir de justificantes.

Etiqueta ecológica europea

La planta de Arjowiggins le Bourray posee la certificación para su producción de papel cuché y para algunos tisús*, en particular, Kaleido.

Creada en 1992, la Etiqueta Ecológica Europea es la única etiqueta ecológica oficial gestionada a escala europea. Puede utilizarse en todos los países miembros de la Unión Europea y se emite en Francia mediante AFNOR, un organismo certificador independiente. La obtención de la etiqueta europea es un trámite voluntario de certificación de productos y servicios.

Los criterios aplicables para la etiqueta europea se definen y revisan cada 4 o 5 años por parte de un comité de expertos europeos. Los organismos de certificación nacionales garantizan el control.

La etiqueta europea se basa en un enfoque multicriterio basado en el análisis del ciclo de vida. Garantiza altos rendimientos medioambientales, así como características técnicas de uso óptimas.

Los criterios en los que se basa la etiqueta ecológica europea son los siguientes:

– emisiones al aire (SO2, NOX)
– emisiones de gases de efecto invernadero
– emisiones en el agua (DCO, P, AOX)
– consumo eléctrico
– selección de materias primas para garantizar que no contengan sustancias peligrosas para el medio ambiente o para la salud
– residuos

Certificados de Etiqueta ecológica europea:

  • ACM
  • KALEIDO
  • TOA

Gestión de mejora continúa

Arjowiggins Le Bourray aplica a diario un protocolo de control que cubre el conjunto de acciones de calidad, salud, seguridad, medio ambiente y energía.

Basado en el principio de mejora continua, se audita una vez al año y se certifica según los estándares internacionales de buenas prácticas (ISO 14001, ISO 9001, OHSAS 18001 e ISO 50001).

 

Descargue aquí los certificados: ISO 14001, ISO 9001, OHSAS 18001 e ISO 50001.